PRÓTESIS DENTALES

Las prótesis dentales son una buena solución para sustituir uno o varios dientes perdidos. Hay varios tipos de prótesis, como las coronas, los puentes, los esqueléticos, las dentaduras completas, las carillas, etc.

Las prótesis dentales no cumplen sólo una función estética, sino que también facilitan la masticación, impiden que los dientes se muevan y ayudan a una buena oclusión. El hecho de que los dientes no encajen correctamente en la boca, por falta de algunas piezas, provoca su desplazamiento así como problemas en la articulación de la mandíbula, que alteran su funcionamiento y, en consecuencia, pueden causar dolores en la cabeza y el cuello.

Hay varios tipos de prótesis dentales y, según las necesidades del paciente, el odontólogo recomendará una u otra opción. En ocasiones puede haber más de una solución protésica para una misma boca. En estos casos el dentista especialista explicará las ventajas e inconvenientes de cada una de las opciones.

¿Qué soluciones existen?

Las prótesis son elementos dentarios confeccionados en los laboratorios dentales siguiendo las indicaciones del odontólogo protésico, teniendo en cuenta el estado de la boca del paciente y el color de las piezas dentales existentes.

Las prótesis pueden dividirse principalmente en dos tipos:

  • Prótesis fijas: son aquellas que quedan fijadas en la boca y requieren de la intervención de un odontólogo para ponerlas o sacarlas. Pueden ser sólo de una pieza dental o de varias.
  • Prótesis removibles: son las prótesis que el mismo paciente puede ponerse o sacarse de la boca. Pueden ser completas (de toda la boca) o parciales (de sólo unos dientes).

Prótesis dentales removibles

Las prótesis dentales removibles pueden utilizarse para sustituir desde una única pieza hasta una arcada completa. Tu odontólogo se encargará de informarte sobre la responsabilidad en el cuidado y limpieza diaria de la prótesis ya que hay que retirarlas diariamente de la boca para mantener una correcta higiene. Además, las prótesis dentales requieren un periodo de adaptación por parte del paciente. Durante este periodo de adaptación, el dentista realizará las correcciones que sean necesarias hasta conseguir la completa adaptación de la prótesis a tu boca.

En nuestra clínica dental disponemos de todos los tipos de prótesis dentales removibles:

  • Resina: reponen una o varias piezas dentales apoyándose en aquellas que las rodean. La base de estas prótesis se compone de una resina que se asienta sobre la mucosa y los dientes son preformados.
  • Esquelético: de estructura metálica y recubrimiento de resina.

Prótesis dentales fijas

Este tipo de prótesis no pueden retirarse de la boca ya que están adheridas y soportadas a esta por los propios dientes, tras un tallado y posterior cementación de las nuevas restauraciones o por implantes dentales a los que atornillaremos los dientes artificiales, permitiendo así su retirada y recolocación cuando sea necesario por motivos de higiene, reparaciones…

Entre las prótesis fijas más utilizadas cabe destacar las carillas, las coronas y los puentes, así como las coronas sobre implantes.

¿Qué soluciones existen?

Las prótesis son elementos dentarios confeccionados en los laboratorios dentales siguiendo las indicaciones del odontólogo protésico teniendo en cuenta el estado de la boca del paciente y el color de las piezas dentales existentes.

Las prótesis pueden dividirse principalmente en dos tipos:

  • Prótesis fijas: Son aquellas que quedan fijadas en la boca y requieren de la intervención de un odontólogo para ponerlas o sacarlas. Pueden ser sólo de una pieza dental o de varias.
  • Prótesis removibles: Son las prótesis que el mismo paciente puede ponerse o sacarse de la boca. Pueden ser completas (de toda la boca) o parciales (de sólo unos dientes).
Prótesis dentales removibles

Las prótesis dentales removibles pueden utilizarse para sustituir desde una única pieza hasta una arcada completa. Tu odontólogo se encargará de informarte sobre la responsabilidad en el cuidado y limpieza diaria de la prótesis, ya que hay que retirarla diariamente de la boca para mantener una correcta higiene. Además, las prótesis dentales requieren un periodo de adaptación por parte del paciente. Durante este periodo de adaptación, el dentista realizará las correcciones que sean necesarias hasta conseguir la completa adaptación de la prótesis a tu boca.

En nuestra clínica dental disponemos de todos los tipos de prótesis dentales removibles:

  • Resina: reponen una o varias piezas dentales apoyándose en aquellas que las rodean. La base de estas prótesis se compone de una resina que se asienta sobre la mucosa y los dientes son preformados.
  • Esquelético: de estructura metálica y recubrimiento de resina.
Prótesis dentales fijas

Este tipo de prótesis no pueden retirarse de la boca ya que están adheridas a ésta y soportadas a esta por los propios dientes. Tras un tallado y posterior cementación de las nuevas restauraciones o por implantes dentales a los que atornillaremos los dientes artificiales, permitiendo así su retirada y recolección cuando sea necesario por motivos de higiene, reparaciones…

Entre las prótesis fijas más utilizadas cabe destacar las carillas, las coronas y los puentes, así como las coronas sobre implantes.